Las torrijas que mezclan tradición e innovación

1
148
Las torrijas que mezclan tradición e innovación

A falta de unos días para que de comienzo la Semana Santa, nos adentramos en una de las costumbres gastronómicas típicas que coge especial protagonismo: las torrijas. Esta riquísima especialidad cuyo ingrediente principal es el pan, puede degustarse de muchas maneras. De hecho el objetivo de este artículo es revisar la importancia de aquellas torrijas que mezclan tradición e innovación. Proporcionando al cliente el sabor de lo clásico con un toque de modernidad o variedad que la mayoría se atreven a probar y que incluso algunos prefieren a la clásica versión.

La torrija es un clásico de esta época, muestra de ello es verla en todas partes: panaderías, pastelerías y por supuesto muchos hogares. Lo que si es cierto, es que hoy en día es fácil verla con distintos trajes, de diferentes maneras, con versiones innovadoras, adaptándose a los requerimientos nutricionales de los clientes e incluso llegando a niveles de producto gourmet en algunos establecimientos.

La materia prima es el pan, y como tal, es clave para obtener un buen resultado final. Podemos partir de las tradicionales de pan candeal, las de pan de molde de torrija e incluso nuevas variedades como las de pan integral. Dependiendo del escogido podremos hacer unas u otras presentaciones y versiones.

Para Alfredo García, propietario de la cafetería Sylkar, un lugar mítico en pleno barrio de Chamberí que se caracteriza por sus famosas torrijas elaboradas durante todo el año, «uno de los factores más importantes es que la miga del pan sea lo más densa posible. Un pan con una textura firme junto con una miga compacta hacen que la leche se retenga fácilmente, dando como resultado unas sabrosas torrijas de leche doradas y crujientes».

Si queremos darle el punto de innovación, podemos darle nuevas versiones a esta clásica receta, añadiendo nuevos ingredientes y cremas que engarzan bien con esta ya deliciosa receta. Así, Francís Vílchez, presidente de FAEP y maestro pastelero colaborador, nos propone torrijas de vainilla, de chocolate, con pionono y con tiramisú. Unas versiones que hacen las delicias de los más golosos y sobre todo de los que quieren experimentar nuevas sensaciones en un clásico de la época.

También es posible explorar por otros caminos, como hace José Fernández, propietario de la pastelería Nunos que prepara torrijas para que sean menos calóricas haciéndolas a la plancha en vez de fritas, o incorporando variedades acompañadas de fruta.

Lo que nos queda claro en este medio, es que de una forma o de otra, no vamos a escapar a probar este clásico de temporada. Aunque si nos preguntáis la opinión, nosotros apostamos por probar las nuevas creaciones, y apostamos que vuestros clientes, están deseando ver qué les ofrecéis de nuevo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here